jueves, febrero 07, 2008

La Insoportable Levedad del Ser

La insoportable levedad del ser
Milan Kundera
[1984]







La insoportable levedad del ser nos cuenta los amores cruzados de Tomás, Teresa, Sabina y Franz, más algunos otros personajes aledaños... La verdad que estuvio bien, pero hasta ahí, no me pareció taaan bueno. Aunque algunas partes me gustaron mucho lo encontré bastante irregular (o sea, con altibajos). Posiblemente mis pasajes favoritos corresponden al enfoque de Praga ocupada por la URSS, la persecusión totalitaria, los laberintos casi kafkianos en los que el régimen comunista sumerge a los personajes... que a pesar de todo se habitúan como pueden a los cambios.
Hay disertaciones varias sobre otros temas, intercalados con la narración, algunos interesantes también, otros algo pretenciosos o de -levedad- intrascendente.

Un drama vital siempre puede expresarse mediante una metáfora referida al peso. Decimos que sobre la persona cae el peso de los acontecimientos. La persona soporta esa carga o no la soporta, cae bajo su peso, gana o pierde ¿Pero qué le sucedió a Sabina? (...) Su drama no era el drama del peso, sino de la levedad. Lo que había caído sobre Sabina no era una carga, sino la insoportable levedad del ser.

A los que creen que los regímenes comunistas de Europa Central son exclusivamente producto de seres criminales, se les escapa una cuestión escencial: los que crearon estos regímenes no fueron los criminales, sino los entusiastas, convencidos de que habían descubierto el único camino que conduce al paraíso.

-¡Estimado doctor, eso no es más que una sugerencia! Tómese tiempo para pensarlo y, si quiere modificar alguna frase, por supuesto podemos llegar a un acuerdo. ¡Al fin y al cabo, el texto es suyo!

4 comentarios:

Elena dijo...

Ay, acabas de mencionar uno de los libros de mi vida!!!! Y como esos libros inmortales que me han marcado, casi lo único que recuerdo a estas alturas es la maravillosa sensación que me produjo cuando lo leí. Además se dio la curiosa circunstancia que leí de forma seguida "La insoportable" y "El Perfume" de Patrick Suskind, dos obras maestras de mi vida. Con la insoportable me dio por leer varios libris de Kundera, que ciertamente me gustaron mucho.

Silvi dijo...

Este sí que lo recuerdo, y hago mío tu comentario. Lo que no me acuerdo era si la correspondiente película, de no hace tantísimos años, estaba buena o no.

Anónimo dijo...

Creo que la Broma es mucho mejor libro que la insoportable levedad...pegale un vistazo. Sobre todo por la ironía de Kundera. Aunque hay que decirlo, a veces, siempre la misma salsa aburre...

N.P

qfwfq78 dijo...

Gracias por la recomendación, la tendré en cuenta!