miércoles, octubre 22, 2008

Martin Fierro

Martín Fierro
Jose Hernández

[1872 / 1879]

librarything


Este estaba en nuestra biblioteca (Andres y mía). Yo no recuerdo haberlo comprado o leído, pero tal vez me equivoco (incontables veces pase por las librerías de av Corrientes, que tienen toneladas de clásicos a precios populares). El hecho de que fuera en verso me tenía bastante alejado, pero por fin se me dio por afrontarlo.

La verdad que fue una muy agradable sorpresa, la narración fluye y engancha, me esperaba algo más difícil de seguir y con tantos términos gauchescos que no se entendiera nada, y no fue el caso. En cierto modo debe tener el enganche del poema épico, como el Mio Cid, me sugirió Nuri (lo habré leido en 4to año? no recuerdo). Aunque no voy a entrar mucho en el tema de su género literario, dejémoslo en "poesía gauchesca".

Es de destacar es el doble mensaje y destinatario a los que se propone llegar Hernández, tal como lo aclara él mismo en cartas y prólogos. Por un lado, a la "elite civilizada", como denuncia del abandono e injusticias a la que se ven sometidos los gauchos, en particular en el contexto de su conscripción no especialmente voluntaria para la lucha contra el indio. Por otro, busca llegar al mismo pueblo gaucho, hablando en su lenguaje, sus penurias y alegrías, de forma de poder desde el Martin Fierro aconsejarle (en "la Vuelta" sobre todo).

La edición de "Círculo de Lectores" en tapa dura, tiene abundantes notas y un diccionario gauchesco que ayuda. Aunque la mezcla de notas y términos del diccionario, sumado al excesivo detalle de muchas de las notas, resta tanto que apenas suma; sin mencionar un merengue de dedos marcando en tres lugares (las notas están al final y no al pie de hoja). Más logradas son las ilustraciones, de Juan Castagnino, que transmiten la rudeza de la historia muy bien.

La Ida

(I, 1)
Aquí me pongo a cantar
al compás de la vigüela,
que el hombre que lo desvela
una pena estraordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela.

(III, 89)
Tuve en mi pago en un tiempo
hijos, hacienda y mujer,
pero empecé a padecer,
me echaron a la frontera
¡y qué iba a hallar al volver!
tan sólo hallé la trapera.



(VIII, 1319)
El anda siempre juyendo,
siempre pobre y perseguido;
no tiene cueva ni nido,
como si juera maldito;
porque el ser gaucho...¡barajo!
el ser gaucho es un delito.

(IX, 1621)
Tal vez en el corazón
lo tocó un santo bendito
a un gaucho, que pegó el grito
y dijo: "Cruz no consiente
que se cometa el delito
de matar ansí un valiente"

El último es el momento culminante que da pie a la excelente ficticia Biografía de Tadeo Isidoro Cruz de Borges, en El Aleph.




La Vuelta

(II, 169)
Es triste dejar sus pagos
y largarse a tierra ajena
llevándose el alma llena
de tormentos y dolores,
mas nos llevan los rigores
como el pampero a la arena.



(XIV, 2157)
Me llevó consigo un viejo
que pronto mostró la hilacha:
dejaba ver por la facha
que era medio cimarrón,
muy renegao, muy ladrón,
y le llamaban Vizcacha.



(XV, 2415)
"Los que no saben guardar
son pobres aunque trabajen;
nunca, por más que se atajen,
se librarán del cimbrón:
al que nace barrigón
es al ñudo que lo fajen."

(XXXII, 4691)
Los hermanos sean unidos,
porque esa es la ley primera;
tengan unión verdadera
en cualquier tiempo que sea,
porque si entre ellos pelean
los devoran los de ajuera.

2 comentarios:

Silvi dijo...

Viste cuántas frases y dichos que pasaron al acervo popular provienen del Martín Fierro? Hay varias en los versos que ponés de ejemplos.
Casi todos, por lo menos hasta unos años menores que yo, lo hemos leído en la escuela, y hay muchas cosas que quedan grabadas, por poco afecta que sea a la forma en verso.
Me hizo mucha gracia lo del merengue de dedos para acceder a las notas y diccionario.

Mariana dijo...

El de Tadeo Cruz y Asterión son de mis cuentos favoritos! Y el M.F. está muy bien. Aunque tengo tanto y tanto para leer que no se si le encontraría tiempo para relectura.
Bueno, comentario rapidito que hoy llega Andy y tengo mucho que hacer... Besiños!