martes, septiembre 30, 2008

Paris

Yves Montand - Un gamin de Paris
Boomp3.com

El jueves llegamos hacia el mediodía a Paris; dejamos las mochilas en consigna y nos fuimos directo a pasear por el centro. Arrancamos paseando por la Île de la Cité y la Île St Louis, el corazón mismo de la ciudad. Almorzar a precio razonable en la zona es una misión imposible, sobre todo si uno pretende sentarse en algún lado. Por suerte encontramos un lugar chiquito pero muy agradable en el limite de ambas islas, frecuentado más por locales que por turistas donde no hacia falta vender un riñón para comer, pero no es para ir muy hambriento, ensaladita, tarta, postre y bebida.

Nos enganchamos despues a una visita guiada gratis de Notre Dame. Una señora muy simpática que se hablaba en inglés con mucho vocabulario correcto pero una pronunciación hiperfrancesa que si la imito yo en joda me quedo corto. Como era voluntaria de la iglesia misma nos paseo por todo el interior contando detalles muy interesantes y pudiendo entrar a partes normalmente no accesibles. Se hizo un poco largo pero al menos estaba bien.
Ver las gárgolas me volvió a quedar pendiente ya que aunque era caro pense en subir igual, pero al llegar a la cola nos dijeron que ya no se podía (como se tarda un rato en subir con todas las hordas de gente, cortan bastante temprano).




Después fuimos bordeando el Sena, mirando los puestitos de libros y cosillas a lo largo. Como vimos que hasta la torre Eiffel era un buen trecho (el mapa engaña) entramos al Musee d'Orsay, del cual ya hice el relato.

Al salir ya fuimos para casa de Flor y Camilo, en el último barrio de Paris centro, le XXe arrondissement (Ménilmontant), que sube a lo largo de una colina. Cenamos rico en un lugar hindú con ellos y una amiga alemana de Flor que también estaba por ahi de paseo.

El viernes por la mañana fuimos de paseo por la zona de ellos, el XXe y el XIXe, con Flor haciendo de guía. Vimos la casa donde nació Edith Piaf, el Parque de Belleville, muy agradable... pasamos también por el cementerio de Père Lachaise, donde hay varios muertos ilustres. Lo encontramos después de buscar a Jim Morrison, que se murio por alla. Había otros (Balzac, Chopin, Molière, Montand, Modigliani, Proust, entre otros...) pero cuando encontramos un mapa estaban lejos (y más arriba) y teníamos hambre, asi que decidimos salir y nos fuimos a comer en plan bandeja de plastico en un sucuchito recomendación de Flor; muy rico el pollo con almendras.




Por la tarde enfrentamos la bestia negra: el museo del Louvre, que estaba abierto hasta tarde, pero para eso necesito otro par de posts al menos...

2 comentarios:

Silvi dijo...

Me hiciste sonreir con lo de la bestia negra. Muy acertado.
Están muy lindos en las fotos, y espero ver todas pronto. Al leer la descripción de la guía de Notre Dame recordé cómo imitaste su pronunciación cuando hablaste por teléfono y me volví a reir.

La chica de ayer dijo...

Ay, cuántas ganas tengo de ir a París!