domingo, agosto 24, 2008

El Cairo

El Cairo es una ciudad vibrante y caótica.

Empecemos por el tráfico: hay aproximadamente 3 (tres) semaforos, que igualmente los autos ignoran. Cada cruce es una aventura, el flujo es interminable. Los autos "dialogan" permanentemente con la bocina, los carriles es como si no existieran... en fin como en Argentina pero un escalón más infernal.

La ciudad está llena de vida, aunque hay partes y partes... El downtown es como un gigantesco Moron / Constitución. En la ribera del Nilo, los hoteles y casas lujosas, con guardias y segurata por doquier. Contraste tercermundista a pleno.

Por donde uno vaya con su pinta de guiri hay que poner el modo "ignore" a tope, cualquier tipo de personajuchos te intentan vender cualquier cosa, que te tomes un cafe, un taxi, etc etc etc. A lo mejor algunos saludan de puros simpaticos, pero la verdad yo no tengo la paciencia necesaria para averiguar la diferencia.

El viernes arrancamos visitando el mercado Khan El Khalily, que es todo el quilombo que les cuento, pero al menos con resabio de autenticidad. Era temprano y habia poco movimiento; Nuri había estado antes con el mercado a full, no se yo si hubiera sobrevivido.

Al lado estaba la mezquita El Azhar... poco o nada de turistas habia ahi, asi que fue ver la experiencia musulmana completa. Nuri entró por la puerta de mujeres (es una parte mas chica y completamente separada). Había muchos ya rezando, algunos con libros. Muchos otros estaban tirados por ahi apoliyando, se ve que es común. No conozco el detalle, pero hay rezos varias veces por día. Hay por las calles una especie de sistema de altavoces donde se escuchan de tanto en tanto algo que da la impresión de ser un rezo o letanía, o llamado a "misa" o el equivalente musulman.

Después fuimos a la ciudadela, con la mezquita de Mohamed Ali. Esta no es funcional, solo turística, hombres y mujeres entran por igual. El interior es impresionante, vale tanto o mas la pena que desde afuera. Esta en una colina, con vista sobre la ciudad.

(continuará...)


3 comentarios:

Mariana dijo...

Lo de las "misas" por altavoces es muy sorprendente... Cuando fuí a Estambul, la primera vez que la escuché me pareció súper pintoresca. La de las cinco de la mañana menos. Y viste que se "hablan" entre las mezquitas? El sonido enlatado de los altavoces desparramado por la ciudad hace un efecto de película.

Me encanta lo de vibrante, caótica, llena de vida jajajajajaja!

Silvi dijo...

En Marruecos también es así, desde los minaretes suena el llamado así hablándose entre las mezquitas como dice Mariana.
Cada vez que he leído algo sobre El Cairo menciona el tema del caos en las calles, transporte y gente. Si alguna vez voy, tendré que practicar mi mejor NO, que me sale bastante espontáneo, para alejar a molestos varios.
Esperando el resto de los cuentos...

Nuri dijo...

Me declaro ofendida. Morón es un primor al lado del Cairo.
Y vi Morón apenas 4 días antes, así que puedo hablar.
Aguante el Gallo.