miércoles, diciembre 24, 2008

Aconteceres Porteños (I)

Uno llega de visita a la Argentina y se afirma prontamente en todo lo que extraña; pero recuerda también rápidamente (y cada vez, más rápidamente) todo aquello de lo cual huye despavorido.

Pero no perdamos el tiempo con los malos momentos. Siendo el segundo viaje "de visita", uno va adquiriendo costumbres y vicios que se repiten. Intenta uno vivir con intensidad desaforada todo lo que faltó en la ausencia, lo cual es, desde luego, imposible. Máxime que no todo el mundo esta al dope como uno; los almuerzos y cenas se suceden insuficientes para ver a todo el mundo con el nivel de personalización que a uno le agradaría.

Nomás al llegar se sucedieron sendos recibimientos en el centro y en el oeste. El timing fue óptimo también para repetir el ritual de la paella en Les Quatre Barres.  Almuerzos por el centro, cenas con amigos, se confunden a lo largo de la semana.

Entre las peculiaridades de esta vuelta, una exposición en Proa sobre Marcel Duchamp. Demasiado ladri para mi gusto, con lo del ready-made. Pero como dice Juancho es de esas que "hay que ver". Como para defensa se podrá decir que al menos entre los ladris fue de los pioneros. Valió la pena más en sí misma el edificio de la fundación y el almuerzo en la azotea.

El domingo en otro evento exclusivo de esta vuelta, me fui con Andrés, Jime y Julián a ver a Kapanga en un tugurio de Flores. No les perdonaré que no hayan tocado su mejor tema, "el bailarín asesino". La cobertura de Juli, bastante más profesional y completa la pueden ver acá. En lo personal no puedo decir que sean mis favoritos, pero tampoco estuvo mal. Me entretuve además sacando fotos y observando el extravagante entorno que me rodeaba.

Ahora venimos de Carlos Keen, donde el combo sol-descanso-asado-pileta-lectura-paseo resulta una delicia para uno que llegó escapando del invierno.

Ahora estamos terminando de armar el arbolito así que por esta vuelta me despido deseándoles una

FELIZ NAVIDAD!!

5 comentarios:

Mariana dijo...

Maldita rata, llamarle ladri a Duchamp es un insulto!!!
Ya has llamado ladri a Lazlo Moholy-Naghy y con Marcel se va el second strike...
R A T A ! ! ! ! :P
Me vengaré... muahahahahahahaha

(tu prima que te quiere mucho y te desea feliz navidad a pesar de todo)

La chica de ayer dijo...

Es lo bueno de alejarse de lo cotidiano: cuando vuelves intentas quedarte con lo bueno y desechaR LO NO TAN BUENO!!!!

Silvi dijo...

Tenés razón que lo mejor de Duchamp fue el remodelado edificio de Proa y el almuerzo, por las vistas. Pero sí hay que verlo, y me gustó saber que don Marcel tuvo una temporada porteña, unos meses nomás, y su opinión fue que acá no pasaba mucho, que era todo medio embole. Y se la pasó jugando al ajedrez y ensayando con los vidrios pintados. Igual también creo que hay que ver la expo.
Buen racconto a salpicones de lo hecho en esos días.

Jimena dijo...

JEJjeje el Teatro Flores es un gran lugar... jejej es jugar en primera despues de venir de muy muy abajo!

Juli dijo...

Si llamas tugurio al Teatro de Flores, menos mal que no fuimos a Cemento, Hangar, Marilyn o Circus...jajaja