jueves, noviembre 02, 2006

Vilafranca

De Catalunya pude pasear por varios lados, muchos de ellos con la colla de Barcelona. Pero lamentablemente en algunos casos no veo más que la plaza del ayuntamiento, donde normalmente son las diadas castelleras. Por inercia, cansancio o por no despegarme de la manada termina la actuación y voy para casa.

Este domingo la actuación era en Vilafranca. Atravesar Barcelona de Cronellà al Clot para volver para el sur no me hacía gracia. Pero el tren, como pasaba cada hora, llegaba bastante temprano. Así que me dije bueno, aprovecho y doy una vuelta.

Así fue como por una vez vi un poco más que la plaza.

En un palacio medieval funciona el museo del vino, que igual vi medio a las corridas. Termina con una degustación. Tiene un patio impresionante pero no dejan hacer fotos >:(
Después de la actuación los anfitriones Xicots de Vilafranca invitaban almuerzo (paella) Había vino y cava. Conclusión: me faltó poco para volver mamado.





1 comentario:

Silvia dijo...

Hola. Parece bien bonito, por las fotos que publicás. Está bueno que aunque sea por una vez, hayas visto algo más que la plaza de actuación. Besis