jueves, enero 31, 2008

Gracias por el fuego

Mario Benedetti
Gracias por el Fuego

(1963)


Otra novela de eje familiar (juro que no es premeditado). La familia Budiño forja su nombre en la política y la sociedad uruguaya a través de el emprendimiento y presencia de Edmundo Budiño, jerarca de la familia... sus hijos Hugo y Ramón, su nieto Gustavo, todos a su alrededor, viven a su sombra.


Poco cariño y múltiples recriminaciones y discusiones son el pan de cada día. La historia se centra en Ramón, ya en sus cuarenta, casado y con un hijo (Gustavo), trabajando en una agencia de viajes que abre gracias a un préstamo del padre. Últimamente va algo distraído, desganado, en midlife crisis.

Inicialmente el libro no me convencía mucho, pero me fue ganando con el correr de las páginas. De todas maneras hay páginas de planteos politicuchos que tienen un terrible tufo a vencido... izquierda vs derecha (o versión local, colorados vs blancos). Imagino que en su época tendría más validez y actualidad, pero esos tramos no resisten muy bien el paso del tiempo.
Por lo menos no sale tan mal parado de ese fango, introduce la crítica, la resignación, apunta contra la idiotez de los revolucionarios "de café".

Bueno, a pesar de esos tramos, como digo, la historia familiar gana fuerza, y aunque siempre nos mantengamos un poco al margen, Benedetti nos sumerge fuertemente junto a Ramón, su presente y su historia familiar, de modo que nos frustra y conmueve la inevitabilidad de lo que viene.

Es extraño. Sin embargo, estas cosas terribles que me dice, no se las dice a nadie más. Y ello quizá demuestra simultaneamente dos cosas. Primero, que a nadie odia tanto como a mí. Pero también que con nadie tiene tanta confianza como para decirlas. Porque esto es él. Este brutal autorretrato que me brinda siempre y al que siempre agrega alguna pincelada.

Para matar a un tipo hay que despertarse cornudo, o tener huevos, o estar borracho. Y ustedes toman coca-cola.

Nuestro es el candombe; es decir, es de los negros. (...) El resto del folklore es quiniela, fútbol, contrabando hormiga, punga, tripletas, coima...

3 comentarios:

Elena dijo...

Ánimo para sobrellevar esa gripe!!!
De veras me tienes que contar cómo te las arreglas para trabajar, leer, y "culturizarte" tanto. De veras me parece maravilloso.
Como admiradora de tu blog espero que te des una vuelta por el mío y me dejes tus comentarios.
Un saludo.

Mariana dijo...

Gracias por el fluffy pink granade que me dejaron...
Ya llegué a la parte de la historia familiar; disculpame la honestidad pero no creo que te lo vaya a devolver. Es que la edición es preciosa y yo soy un poco avara con la belleza.

Y la gripe ya está dominada o sigue presentando disturbios aislados?

Silvi dijo...

Diría que es algo que tendría que haber leído, pero el resumen de la trama me deja totalmente sin recuerdos, así que tal vez no lo leí. Lo sesentoso y setentoso medio me espanta. Por suerte no todo lo escrito en los 60 y 70 es así.