sábado, noviembre 03, 2007

Todo concluye al fin...

Bueno asi se nos fue el mes, que se le va a hacer... Dan ganas de quedarse otro rato antes de volver a trabajar, pero la verdad que cuatro semanas nos permitieron ver a casi todos con cierto nivel de "exclusividad" además de pasear por la ciudad y la vida cultural.

El último miércoles estuvimos en San Telmo con la despedida para Mariana... y el viernes por la noche en Castelar. Nos ibamos el sábado... pero Air France decidió cancelar nuestro vuelo (y todos sus vuelos en el mundo), cuando nos habían confirmado el viernes mismo. Así que volvimos de Ezeiza para el centro, porque como residentes en el extranjero exigimos que nos pagaran un hotel... al menos que pierdan plata, che! Estuvimos en el hotel Colón. Fuimos al cine con Andres y Jime a ver "Michael Clayton" y cenamos con mis viejos en el hotel (servicio paupérrimo, por cierto) El domingo Nuri se fue a Castelar ya que era el cumple de Lula, yo hice un par de visitas-relámpago-despedida, y después fui para un úlimo asado en casa de Bicha y Leo, a donde ya tenian pensado ir mis viejos por ser un clásico de las citas electorales.

Por fin entonces si, el domingo por la noche salimos con un vuelo de Lufthansa, no exento el mismo de inconvenientes, ya que en el medio del Atlántico a un tipo le dio un paro cardíaco, y el avión se desvió para dejarlo en Recife... luego de dar vueltas y vueltas para quemar combustible para llegar al peso máximo permitido para aterrizar. Así que obviamente después hubo que cargar de nuevo. Demora total unas cuatro horas, como si el viaje no fuera lo suficientemente largo! Llegamos a Crailsheim el lunes a última hora, poco después de la medianoche...


2 comentarios:

Silvia dijo...

Cada vez me convenzo más de que somos todos hermosos (o fotogénicos, o tu máquina saca lindo).
Todo lo que concluye, volverá a empezar, de otra forma.

Nuri dijo...

Silvi, ¿Y no será que tenés que ir al oculista?